Registro Provincial de huellas geneticas digitales

FUNDAMENTOS

El establecimiento de un registro de huellas digitales genéticas contribuye a la investigación forense, siendo en una nueva herramienta al servicio de la seguridad pública.

El descubrimiento de la huella genética de ADN ha revolucionado la ciencia forense por la exactitud y veracidad lograda, superior a la representada por las huellas dactilares.

Desde que la ciencia permitió identificar a un individuo por medio del análisis de su ADN, el establecimiento de la identidad de un individuo, así como el de los vínculos biológicos de parentesco de éste y sus posibles familiares dejó de constituir un aspecto subjetivo, aportando soluciones a problemas tanto del ámbito privado, como el establecimiento del parentesco, como del público, al contribuir con la identificación de criminales en causas penales.

En el Reino Unido el Forensic Science Service (FSS) creó, en 1995, el National DNA Databank, en el que se almacena la información genética de cualquier sospechoso que es arrestado.

En los Estados Unidos en el año 1999, el FBI inauguró una base de datos con las huellas digitales del ADN de un millón de criminales convictos. El objetivo fue facilitar la resolución de crímenes. La base de datos, esta limitada al ADN de criminales convictos y sólo pueden consultarla representantes de las fuerzas de seguridad.

Chile mediante la Ley N° 19.970, creó el Sistema Nacional de Registros de ADN de la República.

La prueba de la Huella Digital Genética ha sido usada para identificar criminales, liberar inocentes y establecer relaciones de filiación. Así, el ADN se constituye en una forma objetiva y absolutamente confiable de análisis, investigación e identificación.

Numerosos países han instituido bancos de huellas digitales genéticas, tales como Inglaterra, Estados Unidos, Alemania, Holanda, Noruega, Dinamarca, Francia, Suiza, Suecia, Finlandia, Austria, etc., ya que como en toda identificación, el proceso implica una comparación entre la muestra dudosa con otra de origen conocido ﷓tomada en el curso de una investigación o almacenada en registros con anterioridad y a pedido de autoridad judicial.

Análisis Ético – Jurídico. Pese a sus ventajas, su descubrimiento trajo aparejado problemas éticos legales, relacionados con dos cuestiones.

Una primera cuestión tiene que ver con la puesta en marcha de los mencionados Bancos de huellas de ADN y su utilización con fines discriminatorios. Es necesario tener presente que la información genética utilizada e ingresada a los mencionados bancos de datos es exclusivamente identificatoria, sin que pueda analizarse todo el genoma humano: se usan ‘marcadores genéticos’ que se aíslan, leen y reconocen partes concretas de la molécula de ADN que se denominan “no codificante”, lo que impide el acceso a la información sobre rasgos genéticos de las personas que podrían sustentar actitudes discriminatorias. De tales unidades repetitivas surge el perfil genético necesario para la identificación. Este código es único, exclusivo y excluyente con excepción de los gemelos univitelinos, lo que permite identificar a una persona con irrefutable grado de certeza.

La segunda cuestión que resulta necesario someter a análisis, es el supuesto de negativa del consentimiento por parte del llamado a dar la muestra con la que comparan el resultado del análisis del indicio, por el otro. La dignidad de una persona no se pierde porque se obre en contra de su voluntad, si dicha actuación persigue fines superiores, cuando se cumplen ciertas condiciones, cuando no se la somete a un procedimiento degradante ni violento, cuando se cumplen garantías que preservan su privacidad y cuando dicha ausencia de consentimiento no tiene justificación ni argumentación sustentable.

La medida resulta procedente siempre que: a) que se respete el pudor; b) que no resulte daño para su salud; c) que la medida debe practicarse por peritos (idóneos en la materia); y d) que el afectado puede indicar persona de su confianza (perito o no) para que esté presente durante la practica de la medida.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha reconocido en su jurisprudencia que las medidas limitadoras de los derechos fundamentales deben ser previstas por la ley, ser necesarias, responder a un fin legítimo y establecerse con proporcionalidad, es decir, presentar una relación de equilibrio entre la protección de los derechos y los intereses de la sociedad democrática.

Con respecto a la integridad física y psíquica del individuo, se afirma que la toma de tal huella no conlleva una vulneración en su contenido esencial, toda vez que la misma puede obtenerse, por ejemplo, del hisopado de la mucosa bucal (saliva). Para la realización de la huella genética no son necesarias extracciones de elementos internos o externos del cuerpo que impliquen lesión o sufrimiento alguno. Su recolección requiere menos fuerza que la necesaria para la toma de la huella dactilar.

Con respecto a la presunción de inocencia y al derecho a no declarar en contra de sí mismo, cabe aclarar que el fundamento de este registro no dista del que justifica y torna plenamente legítimo al de huellas dactilares.

Creemos que debe ser incorporada a la base de datos huellas genéticas huellas de ADN obtenidas en el curso de una investigación policial o en un proceso penal y que no se encontraren asociadas a persona determinada; de cadáveres o restos humanos no identificados, material biológico presumiblemente proveniente de personas extraviadas y de personas que teniendo un familiar desaparecido o extraviado, acepten voluntariamente donar una muestra; de las víctimas de un delito siempre que no se hubiesen opuesto a su incorporación; de personas imputadas, procesadas o condenadas en un proceso judicial penal y del personal perteneciente a la Policía de la Provincia y al Sistema Penitenciario.

Antecedentes Nacionales. El Servicio de Huellas Digitales Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires (UBA) ha registrado, desde su creación en 1991, más de seis mil causas analizadas que corresponden al estudio de más de 20.000 muestras. Fue parte fundamental en investigaciones judiciales relevantes como la de los atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA.

El SHDG se constituyó en el primer centro institucional en nuestro país dedicado a la Biología Molecular Forense. Tras diecisiete años de intensa actividad sus investigadores han realizado miles de estudios correspondientes a causas judiciales, tanto de los fueros civil como penal, y a estudios de paternidad -solicitado por particulares- tendientes a establecer identidad ante evidencias y/o sospechas, o vínculos de parentesco.

A través de la Resolución 415/2004 del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos se creó el Registro de huellas digitales genéticas en el ámbito del Estado Nacional.

La Sociedad Latinoamericana de Genética Forense explica que el funcionamiento es básicamente el siguiente: cuando ocurre un delito —por ejemplo, una violación— con autor desconocido, un laboratorio autorizado efectúa los análisis de las muestras y remite los resultados al Juez interviniente; el magistrado solicita por oficio que ese patrón genético se ingrese a la base y se compare con los individuos que la integran.

Si se registra una coincidencia, el funcionario a cargo le remite al juez el código 0del individuo coincidente y con ese dato, el magistrado recurre a la base que identifica ese código con los datos personales del individuo.

Un modelo posible es el siguiente: llegan al laboratorio las diversas muestras (ya sean indubitadas o provenientes de la escena del delito) y tras obtenerse su perfil genético, es comparado con el resto de perfiles genéticos almacenados en las base de datos de perfiles de ADN de delincuentes y/o base de datos de perfiles anónimos, a fin de establecer posibles coincidencias “persona-escena del delito”. La base datos de delincuentes se encuentra disociada. Por una parte, se almacenan los perfiles genéticos y por otra parte las identidades que corresponden a dichos perfiles genéticos

Mendoza. La Provincia de Mendoza estableció mediante la ley 7.222 el Registro de Defensa de la Integridad Sexual”(REDIS), en el año 2004. Dicho registro funciona en el ámbito de la Justicia Provincial, dependiente de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza y se integra con los datos personales, físicos, fecha de condena, pena recibida y demás antecedentes procesales valorativos de su historial delictivo de los condenados por delitos tipificados en el Libro II, Título III (Delitos contra la Integridad Sexual), Capítulos II, III y IV del Código Penal, complementado por el registro de ADN. Por su parte el artículo 8 creó el Registro Provincial de Identificación Genética de Abusadores Sexuales (REPRIGAS), que funciona en el ámbito del RECIS. En él, consta la información genética de las personas condenadas por delitos contra la integridad sexual tipificados en los Artículos 119 y 120 del Código Penal. La realización del examen genético y la incorporación de la información al Registro se efectúa por orden judicial previa sentencia firme. Las constancias obrantes en el Registro, son de contenido reservado.

Así mismo se dispone que las constancias del Registro de Identificación Genética de Abusos Sexuales, conservadas de modo inviolable e inalterable hacen plena fe, pudiendo ser impugnadas sólo judicialmente por error o falsedad. Estando prohibida la utilización de muestras de ADN para otro fin que no sea exclusivamente la identificación de personas en investigación penal determinada.

El Registro depende del Poder Judicial y entre los objetivos centrales está el de facilitar el esclarecimiento de los hechos sometidos a investigación judicial, particularmente en lo relativo a la individualización de las personas responsables en la comisión de un delito y sobre la base de la identificación de un perfil genético del componente de ADN no codificante.

En consonancia con la ley, en nuestra Provincia funciona el Laboratorio de Análisis de ADN en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo a través de un convenio que firmaron en 2005 el Gobierno de Mendoza y la U.N.C. se puso en funcionamiento un moderno laboratorio genético que permite brindar este nuevo servicio.

El equipamiento fue adquirido por el Gobierno de Mendoza, por medio de un acuerdo firmado con el Ministerio de Seguridad, y funcionará en la Facultad de Ciencias Médicas.

El presente proyecto crea el Registro Provincial de Huellas Genéticas, sin circunscribirlo necesariamente a los delitos contra la integridad sexual, constituido por: a) las Huellas genéticas asociadas a la evidencia que hubiere sido obtenida en el curso de una investigación policial o en un proceso penal y que no se encontraren asociadas a persona determinada; b) Huellas genéticas de las víctimas de un delito obtenidas en un proceso penal o en el curso de una investigación policial en la escena del crimen, siempre que expresamente la víctima no se hubiese opuesto a su incorporación; c) Huellas genéticas de cadáveres o restos humanos no identificados, material biológico presumiblemente proveniente de personas extraviadas y de personas que teniendo un familiar desaparecido o extraviado, acepten voluntariamente donar una muestra biológica que pueda resultar de utilidad para su identificación; d) Huellas genéticas que se encontraren asociadas a la identificación de persona imputada, procesada o condenada en un proceso penal; e) Huellas genéticas del personal perteneciente a la Policía de la Provincia de Mendoza, Servicio Penitenciario y demás fuerzas de seguridad.

Para la elaboración del presente proyecto de ley fueron consultadas: la Ley 9217 de la Provincia de Córdoba, que creó el Registro Provincial de Huellas Digitalizadas de la Provincia de Córdoba, la Resolución 415/2004 del Ministerio de Justicia y Derechos Humamos, que en el año 2004 creó un registro similar al propuesto y la ley chilena 19.970 de la República de Chile que crea el Sistema Nacional de Registros de ADN entre otras.

Por los motivos expuestos es que solicito, a esta H. Cámara la aprobación del presente ley.

.

EL SENADO Y LA CAMARA DE DIPUTADOS DE

LA PROVINCIA DE MENDOZA

SANCIONA CON FUERZA DE

LEY:

REGISTRO PROVINCIAL DE HUELLAS

GENÉTICAS DIGITALIZADAS

CAPITULO I: Disposiciones Generales

Creación y Funciones

Artículo 1°.- Créase el REGISTRO PROVINCIAL DE HUELLAS GENÉTICAS DIGITALIZADAS, dependiente del Poder Judicial, sobre la base de la huella genética digitalizada obtenida de un análisis de ácido desoxirribonucleico (ADN) en las circunstancias y bajo las modalidades establecidas en la presente ley.

Definiciones

Artículo 2°.- Por huella genética digitalizada se entenderá el registro alfanumérico personal elaborado exclusivamente sobre la base de información genética que sea polimórfica en la población, sin asociación directa en la expresión de genes -no codificante-, aportando información identificatoria y que resulte apto para ser sistematizado y codificado en una base de datos informatizada, sin perjuicio de la utilización más amplia de la muestra biológica que pudiera disponerse en el marco de una investigación judicial, previo requerimiento fundado de la autoridad interviniente y dentro de los límites establecidos por la legislación vigente.

Finalidad del registro

Artículo 3°.- El registro tendrá por objeto:

a) Contribuir al esclarecimiento de los hechos que sean objeto de una investigación criminal, particularmente en lo relativo a la individualización de las personas responsables y sobre la base de la identificación de un perfil genético del componente de ADN no codificante.

b) Identificar y favorecer la determinación del paradero de personas extraviadas, desaparecidas o fallecidas.

c) Discriminar las huellas del personal policial que interviene en el lugar del hecho para determinar posibles casos de contaminación biológica de evidencia.

Principios

Artículo 4°.- La información contenida en el Registro tendrá carácter reservado y será de acceso restringido a las autoridades públicas competentes en materia de prevención y represión de los delitos. En ningún caso podrá solicitarse o consultarse la información contenida en aquél para otros fines o instancias distintos a los expresamente establecidos.

Bajo ningún supuesto el Registro podrá ser utilizado como base o fuente de discriminación, estigmatización, vulneración de la dignidad, intimidad, privacidad u honra de persona alguna, sin perjuicio de las limitaciones que, en el ámbito judicial, corresponda aplicar a estos derechos en el marco de la normativa legal y constitucional vigente.

Naturaleza de los datos

Artículo 5°.- La información contenida en la base de datos del registro se considerará dato personal no sensible, por lo que dicho Registro deberá estar inscripto conforme la Ley 25.326 para su efectivo contralor.

CAPITULO II: Del Registro

Contenido

Artículo 6°.- El registro constituirá un sistema integrado por:

a) Huellas genéticas asociadas a la evidencia que hubiere sido obtenida en el curso de una investigación policial o en un proceso penal y que no se encontraren asociadas a persona determinada.

b) Huellas genéticas de las víctimas de un delito obtenidas en un proceso penal o en el curso de una investigación policial en la escena del crimen, siempre que expresamente la víctima no se hubiese opuesto a su incorporación.

c) Huellas genéticas de cadáveres o restos humanos no identificados, material biológico presumiblemente proveniente de personas extraviadas y de personas que teniendo un familiar desaparecido o extraviado, acepten voluntariamente donar una muestra biológica que pueda resultar de utilidad para su identificación.

d) Huellas genéticas que se encontraren asociadas a la identificación de persona imputada, procesada o condenada en un proceso penal.

e) Huellas genéticas del personal perteneciente a la Policía de la Provincia de Mendoza, Servicio Penitenciario y demás fuerzas de seguridad.

Obtención de muestras

Artículo 7°.- La obtención de las muestras que posibiliten la elaboración de las huellas genéticas referidas en el Artículo anterior se realizará por orden de autoridad judicial competente en el curso de una investigación o proceso penal.

Incorporación de huellas

Artículo 8°.- El Registro incorporará las huellas genéticas digitalizadas que se hayan obtenido en el curso de un proceso judicial cuando la autoridad respectiva interviniente así lo dispusiera; asimismo, las de la totalidad de los agentes policiales y penitenciarios actualmente activos y, en lo sucesivo, las de los ingresantes a dichas fuerzas.

Incorporación de huellas de condenados

Artículo 9°.- En oportunidad de realizarse los estudios médicos que fija la normativa que regula la ejecución de la pena privativa de la libertad, se extraerán las muestras necesarias que permitan obtener las huellas genéticas digitalizadas de las personas que con anterioridad al dictado de esta ley hubieran sido condenadas y se encontraren actualmente cumpliendo su condena en establecimientos dependientes del Servicio Penitenciario Provincial con miras a ser incluidas en este registro.

Estadísticas

Artículo 10°.- Sobre la base de los peritajes de cotejo que se realicen, el registro confeccionará anualmente estadísticas que reflejarán los índices de reincidencia detectados y/o cualquier otro dato de interés que surja del análisis estadístico de las pericias realizadas. Las mismas se elevarán por ante la Suprema Corte de Justicia y el Ministerio de Seguridad antes del último día hábil del mes de febrero del año subsiguiente al que se refiere la estadística.

CAPITULO III: De las responsabilidades y sanciones

Responsabilidad

Artículo 11°.- Es responsabilidad del Registro:

a) Organizar y poner en funcionamiento una base de datos que registre y sistematice las huellas genéticas digitalizadas conforme lo establecido por la presente ley.

b) Proceder a la extracción de las muestras biológicas que fueren útiles para la determinación de la huella genética.

c) Elaborar los exámenes de ADN no codificante sobre las muestras biológicas extraídas con el objeto de determinar las huellas genéticas digitalizadas, o hacerlos producir con el mismo objeto por organismos especializados con los cuales se hubiesen celebrado convenios.

d) Preservar las muestras y los resultados que de ellas se obtengan mientras se realiza su procesamiento, velando en todo momento que no sea violada ni interrumpida la cadena de custodia.

e) Conservar muestras con el objeto de poder elaborar contrapruebas.

f) Remitir los informes solicitados por el Tribunal o por el representante del Ministerio Público respecto de los datos contenidos en la base.

g) Mantener estricta reserva respecto de la información comprendida en el registro, obligación que se extiende a todos aquellos que en razón de su función tomen conocimiento de su contenido y que subsistirá aún después de finalizada su relación con el registro.

h) Adoptar las medidas técnicas y organizativas que resulten necesarias para garantizar la seguridad y confidencialidad de los datos personales de modo de evitar su adulteración, pérdida, consulta o tratamiento no autorizado y que permitan detectar desviaciones intencionales o no de información, ya sea que los riesgos provengan de la acción humana o del medio técnico utilizado.

Deber de reserva

Artículo 12°.- Toda persona que intervenga en la toma de muestras, obtención de evidencias y determinación de huellas genéticas, deberá mantener la reserva de los antecedentes y la integridad de la cadena de custodia, de acuerdo a las exigencias que imponga el reglamento a que se refiere el Articulo 18 de la presente ley.

Incumplimiento

Artículo 13°.- El incumplimiento de la obligación de reserva establecida en el Articulo anterior conllevará la aplicación de las sanciones penales, administrativas y civiles que correspondan.

Acceso, divulgación y uso indebido de la información genética por personal vinculado al registro

Artículo 14°.- Quienes, interviniendo en alguno de los procedimientos regulados en la presente ley en razón de su cargo o profesión, permitieren el acceso a los registros o exámenes a personas no autorizadas, o los divulgaren o usaren indebidamente, serán pasibles de las sanciones administrativas, penales y civiles que correspondan. También lo serán quienes, sin tener las calidades referidas en el artículo precedente, a sabiendas e ilegítimamente o violando sistemas de confidencialidad y seguridad de datos, accedieren a los registros, exámenes o muestras de ADN, los divulgaren o los usaren indebidamente.

CAPITULO VI: Disposiciones finales

Autorizados

Artículo 15°.- Los exámenes de ADN ﷓no codificante﷓ sobre las muestras biológicas extraídas, se practicarán en el Laboratorio de Análisis de ADN en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Médicas de la Diversidad Nacional de Cuyo o en los organismos públicos autorizados al efecto con los cuales se celebrarán los convenios necesarios.

Intercambio de información y convenios

Artículo 16°.- El Registro deberá promover el intercambio de información con el registro de huellas genéticas de la Policía Federal Argentina y podrá celebrar convenios con organismos públicos nacionales o provinciales que persigan idénticos fines a los mencionados en el Articulo 3 de la presente.

Reglamentación

Artículo 17°.- La reglamentación determinará las características del Registro Provincial de Huellas Genéticas Digitalizadas, las modalidades de su administración, las normas técnicas que regulen los procedimientos aplicables a la toma de muestras y la conservación de evidencia y de su cadena de custodia. Asimismo, regulará los requisitos y condiciones que deberán cumplir las instituciones y organismos públicos que deseen acreditar su idoneidad para determinar huellas genéticas y ser parte de eventuales convenios con el registro.

Costos

Artículo 18°.- Los fondos que demande la implementación de la ley serán imputados a la partida específica que se habilite al efecto, en el presupuesto del Poder Judicial.

Artículo 19°.- Derogase toda norma que se oponga a la presente ley.

Artículo 20°.- De forma

Compartir

    Deja un comentario