El diputado del ConFe, Luis Petri, presentó un Proyecto de Ley que busca que se endurezca las sanciones a los conductores de transporte público, en caso de que los mismos manejen en estados de intoxicación, exceso de velocidad y/o utilización de celulares, poniendo en peligro la vida de los mendocinos que utilizan este medio.
Los conductores tienen en sus manos la vida de decenas de pasajeros que diariamente son transportados por ellos, sea por trabajo, esparcimiento o educación.
A mayor responsabilidad, mayor es el deber de cuidado que se debe tener. En este sentido el Código Civil establece en su Artículo 902 que “Cuando mayor sea el deber de obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas, mayor será la obligación que resulte de las consecuencias posibles de los hechos”.
Por ello, que la necesidad de que aquellas personas que conducen vehículos destinados al transporte público posean un régimen especial sancionatorio en determinados supuestos en donde pueden poner en peligro la vida de decenas de personas transportadas.
La articulo propueto previe así, tres supuestos en donde constatada la infracción debe procederse a la inhabilitación inmediata del conductor por parte del juez vial. Dichos supuestos son:
1) conducir con intoxicación alcohólica o bajo los efectos de estupefacientes;
2) conducir con exceso de velocidad y por último
3) hacerlo utilizando dispositivos móviles de comunicación.

El diputado del ConFe, Luis Petri, presentó un Proyecto de Ley que busca que se endurezca las sanciones a los conductores de transporte público, en caso de que los mismos manejen en estados de intoxicación, exceso de velocidad y/o utilización de celulares, poniendo en peligro la vida de los mendocinos que utilizan este medio. Los conductores tienen en sus manos la vida de decenas de pasajeros que diariamente son transportados por ellos, sea por trabajo, esparcimiento o educación. A mayor responsabilidad, mayor es el deber de cuidado que se debe tener. En este sentido el Código Civil establece en su Artículo 902 que “Cuando mayor sea el deber de obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas, mayor será la obligación que resulte de las consecuencias posibles de los hechos”.   Por ello, que la necesidad de que aquellas personas que conducen vehículos destinados al transporte público posean un régimen especial sancionatorio en determinados supuestos en donde pueden poner en peligro la vida de decenas de personas transportadas.   La articulo propueto previe así, tres supuestos en donde constatada la infracción debe procederse a la inhabilitación inmediata del conductor por parte del juez vial. Dichos supuestos son: 1) conducir con intoxicación alcohólica o bajo los efectos de estupefacientes; 2) conducir con exceso de velocidad y por último 3) hacerlo utilizando dispositivos móviles de comunicación.