Mar30

"La última tentación de Jaque"

Publicado en opinión por Luis Petri.
La elección de los Fiscales por el voto popular es un intento desesperado del Gobierno por ganar una elección a cualquier precio. Es el “nuevo” mapa del delito de Jaque.
Esta propuesta haría colapsar el sistema, ya que importaría la renovación periódica de todos los Fiscales, quienes hacen las veces de “abogados penalistas de la comunidad”, agravando aún más la situación. Distinto sería establecer –como ya he sostenido- un Fiscal General y cuatro Fiscales de Distrito –Gran Mendoza, Este, Valle de Uco y Sur provincial- sometidos al escrutinio público y encargados de dirigir las políticas de persecución penal, manteniendo el resto de los fiscales su actual configuración, consagrando, asimismo, la independencia del Ministerio Público.

El Gobierno debería preocuparse por coordinar con la Justicia la implementación del nuevo Código Procesal en toda la Provincia y la creación de la policía judicial, verdadero motor de la investigación penal, a cargo de los Fiscales de Instrucción. Sin recursos humanos y materiales no importará si los Fiscales son elegidos o no por el voto popular a la hora de juzgar su actuación, ya que ambos fracasaran por la imposibilidad de dar batalla a una delincuencia organizada, fuertemente armada y en muchos casos, tecnificada y con recursos económicos ilimitados.
Toda modificación al perfil actual de los Fiscales debe ser analizada y debatida seriamente, fuera de todo escenario electoral, ya que de lo contrario sería oportunista y demagógica antes que eficaz para combatir la delincuencia.

No se puede jugar con las esperanzas de una sociedad que reclama responsabilidad e implora por mayor seguridad.
Compartir

    Deja un comentario