Solo instituciones más equilibradas,

alumbrarán sociedades más justas.

LAP

FUNDAMENTOS

La institución policial, es una herramienta fundamental con la que cuenta un Estado para garantizar la protección de los individuos fundada en el Estado de Derecho, por lo que no puede, ni debe aparecer como opuesta a los derechos humanos sino por el contrario como protectora de los mismos.

El actuar del Policía se articula alrededor de tres propósitos principales: 1) Ser un Policía que se anticipe y prevenga las hechos delictivos; 2) Conocer su territorio y ser conocido por sus habitantes; y, finalmente, 3) Responder a los requerimientos de la población a través de un diálogo constante y una atenta escucha de sus problemas con la finalidad  de ir planteando alternativas de solución.-

En la década de los años 80 del pasado siglo, comienza a gestarse este nuevo modelo integral, de policía ciudadana, por medio del cual sociedad y policía adecuadamente articulados identifiquen y busquen soluciones a los problemas que afectan la Seguridad Ciudadana.

Cuando el policía satisface el derecho social “seguridad pública”, respetando los derechos individuales de la población, se convierte en institución aliada de la causa de los derechos humanos.

Wan j. Kim, Secretario de Justicia Auxiliar de la División de Derechos Civiles de los EE.UU.  afirmó: “Todos los días, oficiales de la policía cumplen con un deber vital y muchas veces peligroso, y merecen nuestra confianza. Cuando unos pocos violan los derechos civiles de los que han jurado proteger, socavan dicha confianza, aumentando la carga y el peligro que inciden sobre sus compañeros. Seguiremos persiguiendo enérgicamente a aquellos que abusen de la confianza pública”.

La clave es la confianza en esta relación policía-ciudadano, pero que comienza, en la confianza y credibilidad del policía en la institución y el sistema cuya misión es defender aún a riego de su vida.

Más allá de la realidad puntal de la Policía de Estados Democráticos, cierto es que no son menos las situaciones en las que las víctimas de la violación a sus derechos son los propios policías.-

¿Cómo entonces pretender que quien se desempeña en la función policial reconozca y respete derechos que en él no ve reconocidos ni respetados?

El policía, como servidor público, tiene una serie de derechos, deberes y prohibiciones que debe observar en el ejercicio de sus funciones, para no olvidar los derechos humanos del gobernado.

Tal como define nuestra propia legislación conforme a la ley 6722, Estado Policial es la situación jurídica de la que nace un conjunto de deberes, prohibiciones y derechos que las leyes, decretos y reglamentos establezcan para el personal policial.

Entre los cuales encontramos deberes esenciales del personal policial, como los siguientes; jurar acatamiento a la constitución nacional y a la constitución de la provincia de Mendoza, defender la vida, la libertad y la propiedad de las personas aun a riesgo de su propia vida e integridad , la de obedecer toda orden emanada de un superior, poner en conocimiento de la Inspección General de Seguridad todo hecho que pudiere constituir una falta administrativa y solicitar la instrucción de los sumarios administrativos cuando legalmente correspondiere (conf. ley 6722).

Son derechos esenciales -conf. art. 45  ley 6722-  del personal policial, la estabilidad  del empleo policial, la posesión del grado, el ejercicio de funciones, trato y remuneración inherentes al mismo.  Por otro lado el uso de las licencias y permisos como la provisión de uniforme e indumentaria, armas, equipos y demás elementos necesarios para su función en un marco de condiciones, higiénicas y  de alimentación dignas sanas y suficientes asegurando  circunstancias seguras de trabajo.-

También el policía debe recibir un trato respetuoso por parte de superiores y de la ciudadanía en general. Por el contrario jamás debe ser tratado en forma degradante o despectiva, ni ser humillado, aún en el caso de haber cometido una falta, por lo que toda información que difunda sobre su persona debe ser con apego a la verdad.

El policía está obligado a actuar con sujeción a las leyes, empleando los recursos de que dispone de manera imparcial, honesta, leal, eficaz. Sólo así, podrá contar con la confianza de los ciudadanos, sin la cual todos los esfuerzos por lograr la seguridad pública serían nulos.

Respecto a su dignidad como persona: el policía debe de recibir un trato respetuoso por parte de sus superiores, personal administrativo y  ciudadanía.

El cuestionamiento surge a partir de plantear quién y cómo se defienden estos derechos del policía, tanto los expresamente reconocidos por su condición de tal, como los propios, generales e inherentes a su calidad de individuo.-

Por ello, creemos necesario incorporar a nuestro ordenamiento legal vigente la figura del Defensor del Policía, que vele por el correcto ejercicio de sus derechos y actúe en defensa de los mismos, asegurando una tutela efectiva y evitando todo menoscabo a sus status policial que aparezca como injustificado.

Antecedentes

Con referencia al tratamiento que a nivel internacional, nacional y provincial, se ha otorgado a la protección del personal policial, resaltamos los siguientes remedios legales creados a tal efecto:

Europa

En el viejo continente existe por ejemplo una Organización no Gubernamental del Consejo de Europa, El CONSEJO EUROPEO DE SINDICATOS DE POLICIA, que agrupa organizaciones sindicales de FRANCIA: S.N.O.P..- Syndicat National des Officiers de Police; ESPAÑA: S.P.P. -Sindicato Profesional de Policía; PORTUGAL: A.S.F.I.C./P.J. -Associaçao Sindical dos Funcionarios de Investigaçao Criminal da Policía Judiciaria; ITALIA: S.A.P. -Sindacato Autonomo di Polizia; ALEMANIA: B.D.K. -Bund Deutscher Kriminalbeamter; BELGICA: S.A.P.B.- Syndicat Autonome des Services de Police Belge, entre otras.

América

La República del Perú ha creado un organismo a fin de garantizar los derechos del personal policial.

De esta forma el mencionado organismo actúa con el propósito de atender las quejas y peticiones formuladas por el personal policial y civil en sus diferentes categorías y jerarquías, que denuncie la amenaza o vulneración de sus derechos humanos al interior del sector. También puede realizar investigaciones, formula recomendaciones y plantea mecanismos de solución y correctivos con miras a garantizar la correcta aplicación de la normatividad vigente.

En Canadá, para el Policía Montado Real Canadiense, el Servicio Nacional Canadiense del Policía, realiza una tarea similar mediante la existencia del Consejero de Ética que difunde buenas prácticas policiales.-

Consideraciones del Proyecto

El presente proyecto crea la Defensoría del Policía y modifica la ley 6721 y 6722 que contiene las Bases Jurídicas del Sistema de Seguridad.

De este modo crea la Defensoría del Policía en el ámbito funcional del Ministerio de Seguridad, bajo la dependencia directa del Ministro de Seguridad.

Siendo la  misión de la Defensoría del Policía representar y ejercer la defensa del personal policial, atender las quejas y peticiones formuladas por el personal policial, en situación de actividad, que denuncie cualquier tipo de vulneración de los derechos del personal policial, realizando investigaciones, formulando recomendaciones y planteando mecanismos de solución y correctivos con miras a garantizar, la correcta y adecuada aplicación de la normatividad vigente, el control integral de las acciones del sistema policial de la provincia, y de los recursos humanos que los integren.

Por otro lado busca atender dudas, observaciones, comentarios y sugerencias relacionadas con la protección de los derechos del personal policial que presta servicios en el sector.

La elaboración de informes conteniendo recomendaciones para solucionar situaciones  que manifiesten un patrón de violación o vulneración de derechos del policía que repercutan de lleno en su actividad menoscabando su persona.-

Por otro lado consideramos importante que la Defensoría pueda solicitar a los órganos correspondientes del Ministerio de Seguridad la realización de investigaciones para determinar si algún funcionario o autoridad ha incurrido en violación a los derechos fundamentales de quienes prestan servicios en el sector.

Incluso lleva a cabo el seguimiento y evaluación de las medidas adoptadas por los órganos del Ministerio de Seguridad, practicando recomendaciones al mismo y acuerda con el Ministro las providencias que el caso en particular amerite.

Se le otorga a la Defensoría por este proyecto la iniciativa de proponer proyectos de ley orientadas a lograr la plena vigencia de los derechos humanos del personal del sector policial.

Para el ejercicio de sus funciones se establecen un cúmulo de atribuciones que posibilitan hacer efectiva la tutela y representación promiscua del personal policial.

En cuanto a la estructura de este organismo estará a cargo de un Defensor y Defensores Adjuntos.

En virtud de los argumentos vertidos y los que oportunamente se darán al momento de su tratamiento es que se solicita la aprobación del mencionado proyecto de ley, creando la Defensoría del Policía.

EL SENADO Y LA CAMARA DE DIPUTADOS

DE LA PROVINCIA DE MENDOZA

SANCIONAN CON FUERZA DE

L E Y :


LEY DE CREACION DE LA DEFENSORIA DEL POLICIA

Capítulo I: Creación, Objetivos, Atribuciones.

Artículo 1°.-                Créase la Defensoría del Policía, en el ámbito funcional del Ministerio de Seguridad, bajo la dependencia directa del Ministro de Seguridad.

Artículo 2°.-    Son objetivos de la Defensoría del Policía:

1.- Atender las denuncias formuladas por el personal policial, en sus diferentes escalafones y jerarquías, grados y niveles, en situación de actividad, por hechos que configuren amenaza o vulneración de sus derechos en ejercicio de sus funciones.

2.- Prescribir recomendaciones y diseñar mecanismos de solución para el supuesto de que alguna autoridad pública haya incurrido en violación de derechos o en dilación injustificada de trámites o procedimientos según la normativa legal provincial vigente.

3.- Intervenir en todo sumario administrativo, realizado por la Inspección General de Seguridad, que investigue el accionar del personal policial ejerciendo la defensa promiscua de sus derechos.

4.- Atender y responder consultas, observaciones, comentarios, sugerencias relacionadas con la protección de los derechos del personal policial que presta servicios en el sector.

5.- Asesorar y proponer al Ministro de Seguridad las políticas del
área y participar en el diseño de la política oficial de medios de
comunicación, relacionada la jerarquización de la institución policial;

6.-  Promover el desarrollo de la investigación y capacitación del personal policial; a tales fines podrá auspiciar y / o realizar congresos, seminarios y encuentros de carácter científico y participar en los que organicen otras entidades;

7.- Requerir la información necesaria para el cumplimiento de sus
fines;

8.- Dictar su reglamento interno, ad referendum Ministro de Seguridad.

9.-Proponer programas de promoción, prevención, asistencia e inserción social destinados al bienestar y desarrollo del personal policial. Pudiendo realizar una evaluación cualitativa y cuantitativa de los programas implementados en prevención, promoción, asistencia e inserción social;

10.- Gestionar  asistencia al personal policial, cuya situación económica social incida negativamente en el desenvolvimiento del cargo;

11.- Realizar un seguimiento de los sistemas de contención para tratamiento de policías, que presentan trastornos psíquicos;

12.- Estimular en forma directa una cultura de respeto a los derechos y deberes inherentes al personal del sector.

13.- Realizar denuncias por ante la Inspección General de Seguridad, ante el conocimiento de la posible violación de los derechos acordados al personal policial por la legislación vigente.

14.- Realizar el seguimiento y la evaluación de las medidas adoptadas por los órganos del Ministerio de Seguridad respecto de las recomendaciones y mecanismos planteados por la Defensoría del Policía.

15.- Proponer proyectos de normas legales y reforma de las vigentes orientadas a lograr el pleno ejercicio de los derechos del personal del sector.

16.- Elaborar su presupuesto de gastos y recursos y elevarlo al Ministerio Seguridad, a sus efectos;

17.- Elaborar dictámenes en aquellos asuntos en que  fueran consultados por el Ministro de Seguridad o la Inspección General de Seguridad.

18.- Llevar un registro de las causas en que intervengan. El registro que ordena este inciso se llevará por duplicado en libros especiales que a tal fin serán suministrados por el Ministerio de Seguridad.

Artículo 3º.-                Para el ejercicio  de sus funciones tendrá las siguientes atribuciones:

a)                Intervenir en todo asunto administrativo que afecte la persona o bienes del personal policial por motivo u ocasión de su función.

b)                 Ejercer la representación en sede administrativa del personal policial en caso de que no dispusiere de la misma.

c)                Asesorar al personal policial.

d)                Impulsar las medidas conducentes a la protección de la persona y bienes del personal policial.

e)                Iniciar las actuaciones administrativas o  judiciales  correspondientes inmediatamente recibida la denuncia o tomado conocimiento del hecho que menoscabe el estado policial del personal.

f)                  Procurar activar hasta su finalización, los procesos en que intervenga.

g)                Peticionar ante las autoridades Administrativas y policiales correspondientes la aplicación de las medidas de protección del personal policial.

h)                Dictaminar y realizar alegatos en todos los asuntos en que interviniere.

i)                  Responder los pedidos de informes de la Inspección de Seguridad.

j)                   Solicitar informes.

k)                En general, realizar todos los actos útiles, en defensa del personal policial contra todo acto, omisión que vulnere sus derechos, ejerciendo la defensa promiscua de los mismos.

Capitulo II: Del  Defensor del Policía.

Artículo 4°.-                La Defensoría estará a cargo de un Defensor del Policía y Defensores Adjuntos, en un número no mayor de tres designados por el Poder Ejecutivo.

Artículo 5°.-                El Defensor del Policía,  deberá ser designado a propuesta en terna por el Poder  Ejecutivo con acuerdo del Senado, y poseer los siguientes requisitos:

a)     tener titulo de abogado;

b)     como mínimo treinta (30) años de edad y;

c)      cinco (5) años de ejercicio profesional, al momento de su designación.

Artículo 6º.-                El Defensor durará en sus funciones cinco (5) años, no pudiendo volver a ser designado, y durante su desempeño puede ser removido por mal desempeño en el ejercicio de sus funciones.

Capitulo III: De los Defensores Adjuntos.

Artículo 7º.-                La Defensoría además del Defensor Oficial del Policía estará integrada además por  Defensores Adjuntos

Artículo 8º.-   Corresponderá a los Adjuntos del Defensor del Policía:

a) Colaborar y asistir en las funciones asignadas al Defensor del Policía, en cumplimiento de la presente ley

b) Intervenir, de acuerdo a la delegación del ejercicio de competencia que efectuare el Defensor del Policía, en la tramitación de las actuaciones que se inicien de oficio o a pedido de los interesados, proponiendo al titular de la Institución, en su caso, la admisión o rechazo de las mismas y las resoluciones que se estimen procedentes.

Artículo 9º.-                Los adjuntos serán designados por el Defensor del Policía y deberán tener titulo de abogado, como mínimo veinticinco (25)  años de edad y dos (2) años de ejercicio profesional, al momento de su designación, no existiendo más incompatibilidad  que las del empleo.-

Capítulo IV: Del personal asignado a la Defensoría

Artículo10 º.-              El Defensor del Policía propondrá al Ministro de Seguridad el personal que se desempeñará bajo sus órdenes.

Artículo 11º.-              El personal ejercerá sus funciones bajo los regímenes de dedicación exclusiva o parcial, según disponga el Defensor en razón de las necesidades del servicio.

Artículo12 º.-              El personal del Defensor, está sujeto a la obligación de guardar estricta reserva en relación con los asuntos que ante la Defensoría se tramitan.

Artículo 13º.- Modifíquese el artículo 4 de la Ley 6721, el que quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 4º.- Integrarán el Sistema Provincial de Seguridad Pública los siguientes componentes, que actuarán permanentemente interrelacionados:

El Gobernador de la Provincia, el Poder Legislativo, el Poder Judicial, el Ministerio de Seguridad, la Inspección General de Seguridad, la Defensoría del Policía, el Servicio Penitenciario Provincial, Defensa Civil, Policías de la Provincia, Instituciones creadas por ley 6354 de la Niñez y Adolescencia, el Consejo Asesor de Seguridad Pública, los municipios, los Consejos de Seguridad Departamentales y Foros Vecinales, los Coordinadores de Seguridad, los Prestadores Privados de Seguridad, las Fuerzas de Seguridad Federales en los términos y alcance de la ley 24059 o la norma que la sustituya.

Artículo 14º.- Modifíquese el inciso 1 del artículo 29 de la ley 6721, el que quedará redactado de la siguiente manera: “

Artículo 29º.- …inc. 1) Para el cumplimiento de su misión, la inspección General de Seguridad tendrá las siguientes funciones esenciales: 1.- Instruir los sumarios administrativos y designar a sus instructores, quienes serán personal policial, penitenciario o de la Inspección General de Seguridad. Debiendo vista por el término de cinco (5) días a la Defensoría del Policía, en forma previa a la elevación de los sumarios administrativo.

Artículo 15º.- Modifíquese el art. 30 del Capítulo VIII en su inciso 1º de la ley 6721, el quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 30º.-…inc. 1) Resolver en los sumarios administrativos por faltas e infracciones cometidas por personal policial y penitenciario sometidos a su conocimiento y decisión, aplicando las sanciones previstas por las leyes específicas. En el supuesto de tratarse de personal policial previo a la resolución del sumario deberá darse vista a la Defensoría del Policía a fin de dictaminar y realizar los alegatos correspondientes.

Artículo 16º.- Modifíquese el art. 116 del Capítulo V Sección I del Procedimiento Sumarial ley 6722, el que quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 116º.- La Inspección General de Seguridad designará al sumariante, quien deberá iniciar la instrucción dentro de las veinticuatro (24) horas de notificado del cargo.  Este acto procedimental será comunicado a la Defensoría del Policía en el plazo de 24 horas.

Artículo 17º.- Modifíquese el art. 119 del Capítulo V de la ley 6722, el que quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 119º.- Cumplido dicho término se citará al sumariado a prestar declaración indagatoria, la que será un medio de defensa y de prueba en todo cuanto declarare.  También se dará citará a la Defensoría del Policía a fin de que tome intervención en el proceso. La declaración deberá contener:

1- Las circunstancias personales del imputado, su domicilio real y legal, cuando lo constituyere, su jerarquía y dependencia de revista.

2- El hecho que se le atribuyere y las pruebas existentes.

3- Notificación del derecho de abstenerse de declarar sin que ello signifique presunción de culpabilidad.

4- La constancia del derecho de dictar por si su declaración, de nombrar defensor en el sumario y de ser asistido por el.

Artículo 18º.-  Modifíquese el art. 120 del Capítulo V de la ley 6722, el que quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 120º.- Prestada la declaración indagatoria, se correrá vista por cinco (5) días al sumariado y a la Defensoría del Policía para que propongan las medidas que creyere oportunas para su defensa”.

Artículo 19º.- Modifíquese el art. 121 del Capítulo V de la ley 6722, el que quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 121º.- El sumariado podrá ser patrocinado por un abogado de la matricula o por un profesional designado por la Defensoría del Policía a opción del sumariado, sin perjuicio de la representación promiscua de la Defensoría del Policía.”

Artículo 20º.- Modifíquese el art. 122 del Capítulo V de la ley 6722, el que quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 122º.- Durante los quince (15) días subsiguientes, el sumariante practicará las diligencias propuestas por el sumariado y la Defensoría del Policía, y en caso de considerarlas improcedentes, dejará constancia fundada de su negativa.

Artículo 21º.-  Modifíquese el art. 128 del Capítulo V de la ley 6722, el que quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 128º.- Los plazos de las etapas del sumario señalados en los anteriores artículos podrán ser ampliados por la Inspección General de Seguridad a solicitud del instructor y de la Defensoría del Policía, cuando mediaren razones fundadas. El pedido de prórroga no impedirá el desarrollo de las actuaciones sumariales.

Artículo 22º.- Modifíquese el art. 129 del Capítulo V de la ley 6722, el que quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 129º.- Los sumarios devueltos por la Inspección General de Seguridad y la Defensoría del Policía, para el cumplimiento de nuevas medidas o diligencias, deberán instruirse en el plazo de quince (15) días, término que podrá ser ampliado en las mismas condiciones del articulo anterior.

Artículo 23º.- Modifíquese el art. 136 del Capítulo V de la ley 6722, el que quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 136º.- Dentro de los cinco (5) días siguientes de producidas las pruebas, el sumariante clausurará el sumario y deberá elevarlo a la Inspección General de Seguridad, con un informe en el que aconsejará la resolución a adoptar y un informe redactado por la Defensoría del Policía a los mismos efectos.

Artículo 24º.- Modifíquese el art. 138 del Capítulo V de la ley 6722, el que quedará redactado de la siguiente manera:

Art. 138º.- Recibidas las actuaciones con el informe del sumariante y de la Defensoría del Policía, si la Inspección no considerare necesaria la producción de nuevas medidas, dará vista por cinco (5) días al sumariado a efectos de la presentación de su alegato.  De dicha providencia se deberá notificar a la Defensoría del Policía a  dichos fines.

Artículo 25º.- De Forma