La directora del Programa de Maltrato Infantil, Marta Stagni y el titular de la Dinaf, David Funes se presentarán mañana jueves 21 de mayo ante la Comisión de Derechos y Garantías de Diputados, citados por el diputado del Confe, Luis Petri.
Ambos funcionarios deberán comparecer y dar explicaciones en el edificio de Comisiones (Rivadavia y Patricias Mendocinas) a partir de las 10 sobre el accionar de los órganos que ellos comandan en el seguimiento del caso de una nena de 2 años, que el pasado 1 de mayo murió en su casa de Las Heras y que tenía antecedentes de maltrato y desnutrición.
Diputados aprobó la citación -que había sido pedida a través de un proyecto de Petri- la semana pasada, y la intención, según especificó el diputado, es averiguar dónde estuvieron las irregularidades, dado que existía una denuncia por maltrato y desnutrición que tenía a la nena como víctima desde hace más de un año.
Asimismo, Petri solicitará que se remita a la Comisión el expediente judicial de la primera causa, que recayó sobre el Quinto Juzgado de Menores en manos de la jueza Elsa Galera, con la idea de determinar si existió además alguna irregularidad judicial.

El caso

El 1 de mayo pasado la niña murió en su casa. Al ser revisada por el forense, detectó que el cuerpo de la menor presentaba varias lesiones en su cuerpo, aunque existe un detalle más que importante: hace un año, la Justicia de Familia recibió una denuncia por desnutrición y supuesto maltrato. Por este motivo es que Petri consideró “imprescindible” para la marcha de la investigación la citación de las autoridades con el objetivo de determinar si durante ese año se hizo el seguimiento adecuado a la menor, si se la asistió correspondientemente y si existió alguna negligencia por parte de la jueza Elsa Galera –del Quinto Juzgado de Familia, sobre quien recayó la causa-, ya que fue ella quien le restituyó la tutela a sus padres posteriormente.

Según aclararon desde la Justicia, en la denuncia original no había mención al supuesto maltrato, sino que constaba que las lesiones habían sido ocasionadas por “una caída”. Fue por esto que, una vez que la niña y sus hermanos – también presentaban desnutrición-estuvieron bien de salud fueron restituidos a su hogar por orden de Galera.

Sin embargo, especialistas de CONIN -donde atendieron a la nena en aquella oportunidad-reafirmaron que “recomendaron” por aquel entonces tanto al juzgado como a los funcionarios que la niña no sea restituída a su hogar con sus padres.

Antecedentes de irregularidades
No es la primera vez que Galera es cuestionada por su accionar. El 17 de mayo del 2007, la pequeña Micaela Reina (11) fue hallada sin vida en el piletón de una bodega abandonada de Guaymallén. Su cuerpo presentaban signos de violencia y violación, mientras que el mismo día que encontraron sin vida el cuerpo de la menor, la policía detuvo a su padre –Alejandro Prádenas- en su domicilio, cuando estaba quemando ropa de la niña y otras evidencias.

Lo llamativo es que la madre de Micaela había denunciado la desaparición de la menor el 11 de ese mes y, tras entrevistarse con la jueza, la progenitora le confió sus sospechas de que la niña estuviese con su padre, de quien estaba separada y no vivían juntos. Sin embargo, la magistrada nunca ordenó una requisa a fondo en el domicilio Prádenas.

El accionar de la policía –respondiendo las órdenes de Galera- también fue cuestionado en aquella oportunidad, especialmente sobre cómo trabajaron durante los 6 días que transcurrieron desde que la denuncia fue radicada en el Quinto Juzgado de Familia hasta que la menor fue encontrada sin vida. La investigación posterior confirmó que había sido Prádenas quien entregó la niña a un ciruja, quien violó y asesinó a la pequeña.

En aquel momento fue el diputado Luis Petri quien encabezó el pedido de Jury contra la jueza Galera por su negligencia, aunque finalmente éste no prosperó.