“CREACION DE LA INSPECCION GENERAL DEL SERVICIO PENITENCIARIO”

FUNDAMENTOS

Toda sociedad actual requieren altos niveles de seguridad en su “quehacer” diario que posibiliten el desarrollo social y económico en un clima de tranquilidad e imperio de la ley.

Nuestra provincia atraviesa difíciles momentos, puesto que el tema de seguridad es una preocupación y n reclamo permanente de nuestra ciudadanía.

Los ingresos de personas en el sistema penitenciario durante 2007, nos señala un alto porcentaje de reincidencias, con lo que parecería que la mayoría de las personas que cumplen sus penas, les cuesta mucho insertarse en el sistema productivo y su nivel de instrucción sigue siendo sumamente deficiente.

Es decir que la “seguridad” entendida como un todo requiere de la eficiancia, reforma y control de una serie extensas de variables, como son educación de la población, equipamiento policial, programas de contención para jóvenes adolescentes, etc. Y una de ellas es también el recto y eficaz comportamiento del recurso humano del sistema penitenciario, por lo que se hace necesario contar con una Inspección General del Servicio Penitenciario, en que cada uno de los titulares conozcan cabalmente el sistema penitenciario provincial en general y el manejo interno de pabellones, personal, cambios de guardias, ascensos, funciones, capacitación, etc., de forma tal, que en forma paralela y se le requera, pueda asesorar a las autoridades que así lo deseen.

La actual Inspección General de Seguridad ocupa el noventa porciento de todos sus recursos material y humano al seguimiento de temas policiales, pero en la actualidad con las diferencias que presenta el sistema penitenciario, necesita de una Inspección General que controle las penitenciarías que se dedique en un cien porciento a estos temas que día a día son más importantes. Es de notar que durante la gestión del Gobernador Ingeniero Julio César Cobos, se construyó una nueva y moderna cárcel que permitirá desarrollar más y mejores labores educativas y laborales con los internos; tambíen es importante destacar que durante la actual gestión, el Gobernador Contador Celso Jaque ha expresado la voluntad del Ejecutivo Provincial de construir varias cárceles pequeñas distribuidas en los cuatro distritos del territorio provincial. Por todo lo espuesto el sistema penitenciario será más poblado, más complejo y por lo tanto necesitará más control.

Por todo lo expuesto, y con el ánimo de aportar a una mayor calidad del Servicio Penitenciario y a la seguridad general de nuestra Provincia, solicito al H. Cuerpo preste sanción favorale al presente proyecto de ley

Mendoza, mayo de 2008

EL SENADO Y LA HONORABLE CAMARA DE DIPUTADOS

DE LA PROVINCIA DE MENDOZA

SANCIONAN CON FUERZA DE

L E Y :

Artículo 1: Créase la Inspección General del Servicio Penitenciario, en el ámbito funcional del Ministerio de Gobierno y otórguese a la Inspección General del Servicio Penitenciario el carácter de organismo descentralizado conforme al art. 21 de la Ley 3909.

Artículo 2: Este organismo estará a cargo de un Directorio conformado por un Director Presidente desigando por el Poder Ejecutivo Provincial y un mínimo de (2) directores vocales, que deberán ser propuestos por la primera y segunda minoría de la oposición, este número podrá extenderse a un máximo de (5) directores vocales, para el caso de que existieran partidos políticos que hayan obtenido al menos dos (2) bancas en alguna de las Cámaras Legislativas; (en caso de igualdad representativa se definirá por sorteo).

Los Directores vocales también serán designados por el Poder Ejecutivo Provincial a propuesta de los partidos políticos.

Los Directores deberán tener como mínimo treinta y cinco (35) años de edad, ser profesionales abogados con diez años de ejercicio profesional como mínimo al momento de su designación, no pudiendo pertenecer o haber pertenecido a las policías o el servicio penitenciario, nacional o provincial, como personal en actividad o retirado. El Directorio de la Inspección General del Servicio Penitenciario sesionará en reuniones ordinarias al menos dos (2) veces en la semana en presencia del Director Presidente. Sesionará en reuniones extraordinarias a pedido del Director Presidente o cuando expresamente lo solicitaren al menos dos (2) de sus miembros.

Las sesiones del Directorio se considerarán válidamente constituídas mediante la presencia de la mayoría absoluta de sus miembros. Estos deberán votar afirmativamente o negativamente, no pudiendo abstenerse. Las decisiones se tomarán por mayoría simple de votos y en caso de empate el voto del Director Presidente se computará doble.

Artículo 3: Será misión de la Inspección General del Servicio Penitenciario el control integral de las acciones del sistema penitenciario y de los recursos humanos que los integren.

Artículo 4: La Inspección General del Servicio Penitenciario contará con los recursos que se le asignen en virtud de la Ley anual de Presupuesto de la Provincia o por otras leyes, subsidios, legados, donaciones, comodatos o transferencia que bajo cualquier título reciba

Artículo 5: Para el cumplimiento de su misión, la Inspección General del Servicio Penitenciario tendrá las siguientes funciones esenciales:

a) Instruir sumario administrativo y designar a sus instructores quienes serán personal civil de la Inspección General del Servicio Penitenciario y/o personal penitenciario, transferidos al mismo por el Poder Ejecutivo Provincial y seguirán revistando en sus respectivos escalafones bajo la dependencia orgánica y funcional del Directorio de la Inspección General del Servicio Penitenciario.

b) Elevar los sumarios administrativos a decisión o dictamen de la Junta de Disciplina según corresponda.

c) Denunciar a la autoridad competente la Comisión de Hechos Delictivos advertidos en el ejercicio de sus funciones.

d) Efectuar controles de gestión permanente en la legalidad y calidad de los servicios prestados por el sistema penitenciario provincial mediante la realización de inspecciones.

e) Participar en los procesos de calificación y promoción del personal penitenciario conforme con las normas vigentes.

f) Recibir denuncias y quejas referidas a la actuación de los penitenciarios, pudiendo realizar actos utiles de investigación en la determinación de eventuales responsabilidades administrativas.

g) Efectuar controles en la evolución del patrimonio del personal penitenciario mediante la recepción y análisis de las delcaraciones juradas de bienes conforme con las normas vigentes.

h) Dictar instrucciones y circulares administrativas internas a los fines de un mejor complimiento de sus objetivos y funciones.

Artículo 6: De forma.