“La energía es la rueda de las civilizaciones”

Fundamentos:

En la actualidad con la creciente necesidad de buscar medios alternativos de combustión destinados al consumo de tipo particular como industrial y comercial, es que se han propiciado distintas tentativas de investigación tanto a nivel nacional como internacional.  También se busca de lograr un objetivo exitoso en tal sentido que no tenga consecuencias nocivas tanto a nivel poblacional como de tipo ecológico.

Conforme la afirmara Greenpeace Argentina, las fuentes de energía renovable son confiables, inagotables, y se generan a partir de combustibles de libre acceso y gratuitos como el viento, la radiación solar, la biomasa y las corrientes de agua.

El Hidrógeno es un gas incoloro, inoloro, insípido altamente flamable y no es tóxico, este se quema en el aire formando una llama azul pálido casi invisible.

Por más de un siglo el hidrógeno se ha considerado como un combustible conveniente y limpio. Puesto que puede obtenerse de una diversa gama de fuentes domésticas, el hidrógeno podría reducir los costos económicos, políticos y ambientales de los sistemas de energía. Por otra parte, en áreas urbanas, a causa de la contaminación del aire, los costos relacionados con la preservación de la salud son un problema creciente, tanto para las sociedades desarrolladas como las que se encuentran en vías de desarrollo. En el largo plazo, el hidrógeno obtenido de fuentes renovables ofrece un potencial de energía que sería sostenible en todos sentidos

El hidrógeno es un portador de energía como la electricidad y puede producirse a partir de una amplia variedad de fuentes de energía tales como: el gas natural, el carbón, la biomasa, el agua, etc., así como de las aguas negras, de los residuos sólidos, llantas y desechos de petróleo.

Las ventajas y desventajas del hidrógeno derivan de sus propiedades físicas básicas. La molécula de hidrógeno es la más ligera, la más pequeña y está entre las moléculas más simples, además, es relativamente estable. El hidrógeno tiene más alto contenido de energía por unidad de peso que cualquier otro combustible y, en caso de accidente, se dispersaría rápidamente. También permite la combustión a altas relaciones de compresión y altas eficiencias en máquinas de combustión interna. Cuando se le combina con el oxígeno en celdas de combustible electroquímicas, el hidrógeno puede producir electricidad directamente, rebasando los límites de eficiencia del ciclo de Carnot obtenidos actualmente en plantas generadoras de potencia.

Como desventajas, el hidrógeno tiene una temperatura de licuefacción extremadamente baja (20 K) y una energía muy baja por unidad de volumen como gas o como líquido (más o menos una tercera parte de la del gas natural o gasolina, respectivamente). Otras desventajas son: la obtención del hidrógeno líquido requiere de un proceso altamente consumidor de energía, el transporte de hidrógeno gaseoso por ductos es menos eficiente que para otros gases, los contenedores para su almacenaje son grandes y el almacenamiento de cantidades adecuadas de hidrógeno a bordo de un vehículo todavía representa un problema significativo. El hidrógeno no es tóxico y no es contaminante, pero es difícil de detectar sin sensores adecuados ya que es incoloro, inodoro y su flama en el aire es casi invisible.

Por numerosas razones, el punto de introducción para la energía con base en el hidrógeno es el sector transporte. Los consumidores pagan considerablemente mucho más por la energía utilizada en el transporte que por la electricidad o el gas empleado para fines domésticos (esta relación podría ser, conservadoramente, hasta de 8 a 1 para una familia de clase media). Más aún, el sector transporte tiene también un gran potencial de ganancias por eficiencia de combustible. En efecto, la eficiencia de los automóviles modernos es de alrededor del 13 por ciento durante el ciclo de manejo urbano, en tanto que los vehículos a hidrógeno, ya sean híbrido-eléctricos o de celdas de combustible, podrían alcanzar eficiencias del orden de entre 35 y 45 por ciento. Los vehículos impulsados por hidrógeno también pueden cumplir con la demanda creciente de bajas o cero emisiones.

Conforme al “Estudio de oportunidades de utilización de celdas de combustible para

el suministro de energía eléctrica con recursos renovables” elaborado por la Secretaría de Energía de la Nación: Las celdas de baja temperatura son importantes dentro de un sistema energético basado en la “economía del hidrógeno” –particularmente para el sector transporte vehicular-, presentando una alternativa de sustitución en el futuro a la “economía de los hidrocarburos”, con sus potenciales beneficios en materia de preservación ambiental y abundancia del recurso de generación de hidrógeno. Dentro de ellas, las del tipo de membrana de intercambio protónico (CCMIP), parecen las más adecuadas tanto para usos móviles (vehículos eléctricos de baja emisión o emisión cero) como para usos estacionarios; mientras que las celdas de alta temperatura tienen ventajas en usos estacionarios, y en particular para aplicaciones de generación de energía distribuida en módulos de alta potencia.

Existe una variedad de métodos para la obtención de hidrógeno para ser utilizado en celdas de combustible de baja temperatura. El método electrolítico basado en el uso de fuentes renovables (solar, eólica, hidráulica), genera hidrógeno de alta pureza y no emite gases de efecto invernadero; sin embargo es una vía más cara que a través del reformado de combustible fósil.

Al analizar la participación de las energías renovables en la oferta energética nacional se observa que la misma es muy baja, aun cuando la potencialidad sea elevada. Se ha verificado que la Argentina presenta una cobertura geográfica adecuada de recursos renovables; solar en el norte, eólico en el sur y biomasa en el centro y este, con posibilidad de extenderla a zonas de carencia, por ejemplo a través de planificación agrícola adecuada en establecimientos agropecuarios hoy deshabitados. Además, los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos esparcidos en doce provincias resultan un buen complemento de las otras fuentes renovables de energía.

Con relación a los mercados potenciales susceptibles de recibir esta tecnología, existen tres modelos bien diferenciados visto desde el lado de las celdas de combustible: a) mercado estacionario para la generación y suministro de energía eléctrica a instalaciones fijas, caracterizado por el financiamiento de proyectos procedentes de fondos públicos, b) mercado móvil para vehículos automotores; caracterizado por importantes alianzas entre empresas multinacionales petroleras y

automotrices, con el financiamiento de proyectos provenientes  principalmente del Mercado de Valores y c) mercado de los teléfonos celulares y laptops, caracterizados por el interés de compañías multinacionales que llevan adelante programas de desarrollo propios.

En diferentes países industrializados se esta llevando a cabo investigaciones para el uso del hidrogeno en el trasporte.

Antecedentes Nacionales. Ley 26.123

En la faz legislativa nacional se ha creado la ley Nº 26123, que a rasgos generales promueve la investigación, el desarrollo, la producción y el uso del hidrógeno como combustible y vector energético, generado mediante el uso de energía primaria y regula el aprovechamiento de su utilización en la matriz energética.  También la misma ha creado el Fondo Nacional de Fomento de Hidrógeno (FONHIDRO), con un marco regulatorio del mismo y con claras funciones detalladas al efecto del cumplimiento de la misma.-

El hidrógeno es un portador de energía como la electricidad y puede producirse a partir de una amplia variedad de fuentes de energía tales como: el gas natural, el carbón, la biomasa, el agua, etc., así como de las aguas negras, de los residuos sólidos, llantas y desechos de petróleo

Como hacemos referencia en el párrafo anterior, el hidrógeno se puede obtener de distintos procesos tanto eólico, como del mismo carbón con el que se cuenta con una importante reserva capaz de abastecer por aproximadamente doscientos años en nuestro país. Dicha utilización, por consiguiente, también debe ser considerada desde la óptica de la posibilidad de exportación de esta energía.

En nuestro país, así mismo, se ha creado la Asociación Argentina del Hidrógeno, la que propicia investigaciones y publicaciones acerca de los beneficios de la utilización y explotación de este tipo de energía alternativa, como también las consecuencias ambientales en comparación con el resto de energías hoy utilizables.

Legislación Comparada Provincial
En el orden provincial en la provincia de Santa Cruz, se ha creado a través de la ley Nº 2722, el Instituto Provincial de Energías Renovables (I.P.E.R.), que tendrá como

objetivos el estudio, investigación, propagación, promoción, desarrollo y elaboración de proyectos para la producción y comercialización de energías.  También se ha regulado el tratamiento del Hidrógeno por provincias como Chubut y La Pampa. El proyecto chubutense tiene como objetivo en una primera etapa producir energía eléctrica a través de un generador eólico, y utilizar esa energía para alimentar un electrolizador que produzca hidrógeno. La electrólisis es un proceso a través del cual se separan los dos componentes del agua, oxígeno e hidrógeno, mediante el uso de una corriente eléctrica.

El Hidrógeno en el mundo

A nivel internacional, a modo ejemplificativo se ha comenzado con la utilización de esta energía en Alemania donde los ómnibus que unen algunas ciudades con el aeropuerto de Munich, utilizan la misma para su desplazamiento.

En Japón una empresa automotriz ha creado un híbrido que utiliza el Hidrógeno como medio de propulsión y lo que ha llamado la atención es la casi inexistente proliferación sonora del mismo, lo que demuestra que a nivel automotriz, la utilización de esta energía trae aparejado dos beneficios como el de emisión casi nula de gases tóxicos y la reducción de emisiones sonoras contaminantes.-

En diferentes países industrializados se están llevando a cabo investigaciones para el uso del hidrógeno en el trasporte, como combustible para soldar, pilas de hidrógeno para celulares y ordenadores, y demás funciones que en la actualidad son efectuadas con medios tales como la utilización de petróleo y sus derivados, carbón, agua, la tan discutida posibilidad de utilización de la energía nuclear en determinados países avanzados.-

Tanto en EE. UU. Como en Europa se realizan periódicamente conferencias sobre Hidrógeno, de tipo internacional auspiciada por compañías tales como Air Products,
BMW, Shell, Chevron – Texaco, Ford, etc..-

Los objetivos del Proyecto

Se proyecta la creación del Programa de Promoción Integral del Hidrógeno con el fin desarrollar la utilización y desarrollo del Hidrógeno como medio de Combustión, crear un marco normativo de obtención, almacenaje, transporte y consumo del

hidrógeno en el territorio provincial, estimular la investigación y aplicación del mencionado medio a través de premios, complementar la legislación en la materia que a nivel nacional ha creado la ley Nº 26123 de Promoción de la Producción de Hidrógeno, crear una autoridad de aplicación de la presente, la cual va a ser Subsecretaría de Hidrocarburos, Minería y Energía, la que va a tener a su cargo los siguientes objetivos:

a) Elaborar el Programa Provincial de Hidrógeno.

b) Asesorar al Poder Ejecutivo y Legislativo, a requerimiento de este, en todo lo referido a la producción de Hidrógeno como fuente de energía.

c) Intervenir en todo asunto relativo al hidrógeno como combustible y fuente de energía.

d) Regular, controlar, fiscalizar y autorizar el uso del hidrógeno como fuente de   energía en todas sus formas y modalidades.

e) Controlar el cumplimiento de la normativa nacional y provincial  referida al tema.

f) Crear un Registro Público de personas físicas y jurídicas que investiguen, desarrollen y apliquen tecnologías o utilicen el hidrógeno como combustible o fuente de energía en el territorio provincial. Ejercer el poder de policía, velando también por el estricto cumplimiento de las Normas de Seguridad.

Se busca con este proyecto fortalecer la investigación y utilización de esta forma de combustión, a través del otorgamiento de exenciones impositivas tanto a particulares como personas jurídicas de cualquier índole que se involucren en el tema.-

Para sintetizar los objetivos de la normativa que estamos postulando, los mismos se sintetizan en los siguientes:

  1. Reemplazar en forma gradual y coordinada el modelo energético tradicional basado en los combustibles fósiles.
  2. Universalizar el derecho de todos a producir y consumir energía y combustibles renovables.
  3. En concordancia con la Constitución Nacional y Provincial, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.
  4. Reducir paulatinamente las emisiones de carbono (Protocolo de Kioto).

Atendiendo la presente exposición, es que consideramos inminente crear una normativa de prevención, que tienda a prevenir en forma coherente la futura escasez de petróleo como así también del incentivo de su uso en forma industrial, de transporte como también su uso doméstico.

BIBLIOGRAFÍA

Estudio de Oportunidades de Utilización de Celdas de Combustible para el Suministro de Energía Eléctrica con Recursos Renovables. Secretaría de Energía de la Nación.

Descripción, desarrollo y perspectivas de las energías renovables en la Argentina y en el Mundo. Mayo de 2004. Secretaría de Energía de la Nación

Carlos Lopez Cajún Investigador del IMT

Lawrence E. Doyle
Boyo 1997
Greenpeace Argentina.
Secretaría de Energía
IAPG. Instituto Argentino del Petróleo y del Gas
Políticas de estado para el desarrollo de la bioenergía en Argentina. Presentación en
Power Point. Alfredo Fernandez

LEY PROVINCIAL PARA LA PROMOCIÓN Y DESARROLLO DEL HIDRÓGENO COMO ENERGÍA ALTERNATIVA.

CAPITULO I – Generalidades

Artículo 1º.- Créase el PROGRAMA PROVINCIAL DEL HIDRÓGENO con el objeto de alcanzar el desarrollo tecnológico para su uso como combustible y fuente de energía alternativa no contaminante, a través de la investigación, la formación de recursos humanos especializados, la producción de componentes, servicios y aplicaciones comerciales, para el logro de una industria provincial.

Artículo 2º.- Declárase de INTERÉS PROVINCIAL la investigación y el desarrollo de la tecnología del hidrógeno, en todas sus fases: obtención, almacenaje, transportes, comercialización y consumo de hidrógeno para su uso como fuente de energía alternativa  no contaminante, sustentada en los recursos naturales y humanos de la Provincia.

Artículo 3º.- Las actividades de obtención, almacenaje, transporte y consumo del hidrógeno en el territorio provincial, podrán ser ejercidas por cualquier persona física o jurídica con habilitación previa otorgada por la autoridad de aplicación y con sujeción a las normas legales y reglamentarias que al efecto se dicten.

Artículo 4º.- El Poder Ejecutivo Provincial, promoverá los estudios, implementación y uso progresivo del hidrógeno pudiendo celebrar  convenios con el Instituto de Investigaciones Aplicadas (INVAP) u otros organismos.

CAPITULO II – Objetivos

Artículo 5º.- Son objetivos de la presente ley:

a) Ubicar y promover al hidrógeno en la matriz energética provincial a partir del uso de las fuentes renovables de energía.

b) Fomentar el sistema de generación distribuida del hidrógeno, alentando la producción, distribución, comercialización y usos del mismo.

c) Incentivar la participación privada en la generación y producción del hidrógeno propendiendo a la diversificación de la matriz energética nacional, priorizando aquellos emprendimientos en donde el beneficio sea significativo en términos de desarrollo de la industria, utilización de mano de obra local y captación de recursos humanos nacionales de alta especialización e innovación tecnológica.

d) Fomentar la actividad que desarrollada por asociaciones especializadas, sectores académicos y organizaciones cuyas actividades sean afines a los objetivos de la presente ley.

e) Impulsar el estudio de la obtención de hidrógeno a partir de las energías renovables y del montaje de plantas piloto para la generación de energía a partir del hidrógeno mediante procesos no contaminantes.

f) Incentivar el desarrollo y producción de equipos domiciliarios e

industriales que utilicen el hidrógeno como fuente primaria de energía, así como también la conversión de motores de combustión interna y calderas para utilizar hidrógeno puro o mezclado con otro combustible no contaminante.

g) Impulsar el desarrollo e industrialización de celdas de combustibles para la generación de energía a partir del hidrógeno.

h) Incentivar la instalación de plantas generadoras de energía eléctrica de baja y media tensión, mediante el uso del hidrógeno como combustible.

i) Promover a la cooperación regional, nacional e internacional en el campo de la generación y utilización del hidrógeno como combustible, mediante el intercambio de conocimientos científicos y técnicos y propender al intercambio de tecnologías desarrolladas, de conformidad a las normas vigentes en la materia.

j) Contribuir al avance energético sustentable mediante el desarrollo de bienes y servicios vinculados a la utilización del hidrógeno partiendo de fuentes de energías renovables y no contaminantes.

k) Impulsar el desarrollo de planes educativos que tiendan a la concientización ambiental y de los usos y alcances de energías renovables no contaminantes como combustibles y/o vectores energéticos.

CAPITULO III – Autoridad de Aplicación

Artículo 6º.- Establécese como autoridad de aplicación de la presente ley a la Subsecretaría de Hidrocarburos, Minería y Energía, que tendrá a su cargo la formulación y seguimiento del Programa

Provincial de Hidrógeno y la coordinación con los organismos nacionales y provinciales en la materia.

Artículo 7º.- La Subsecretaría de Hidrocarburos, Minería y Energía tendrá las siguientes atribuciones y obligaciones:

a) Elaborar el Programa Provincial de Hidrógeno.

b) Asesorar al Poder Ejecutivo y Legislativo, a requerimiento de este, en todo lo referido a la producción de Hidrógeno como fuente de energía.

c) Intervenir en todo asunto relativo al hidrógeno como combustible y fuente de energía.

d) Regular, controlar, fiscalizar y autorizar el uso del hidrógeno como fuente de  energía en todas sus formas y modalidades.

e) Controlar el cumplimiento de la normativa nacional y provincial  referida al tema.

f) Organizar y administrar un Registro Público de personas físicas y jurídicas que investiguen, desarrollen y apliquen tecnologías o utilicen el hidrógeno como combustible o fuente de energía en el territorio provincial.

g) Controlar el cumplimiento de las normas de seguridad vigentes para el hidrógeno en todas sus formas, aplicaciones y usos.

h) Evaluar las solicitudes de acogimiento de beneficios fiscales provinciales y elevarlos mediante opinión fundada al Poder Ejecutivo Provincial.

CAPITULO IV – Régimen Fiscal

Artículo 8º.- Institúyase un régimen de beneficios fiscales provinciales, para las inversiones destinadas a la obtención, almacenaje, transporte, comercialización y uso o consumo del hidrógeno, que se regirá de conformidad con las prescripciones de la presente ley y las normas reglamentarias que al efecto se dicten.

Artículo 9º.- Autorízase al Poder Ejecutivo Provincial a disponer de las partidas presupuestarias necesarias a fines de la aplicación de la presente ley y/o realizar las gestiones pertinentes ante el Poder Ejecutivo Nacional, para percibir los montos necesarios y correspondientes del Fondo Nacional de Fomento Hidrógeno (FONHIDRO).

Artículo 10º.- A los efectos de la aplicación del artículo 8° de la Ley Nacional 26123, todos los trámites de gestión del beneficio en la Jurisdicción Provincial deberán ser elevados a la Autoridad de Aplicación Nacional, previa autorización de la Subsecretaría de Hidrocarburos, Minería y Energía de la Provincia.

Artículo 11º.- Los proyectos de inversión aprobados por la Autoridad de Aplicación dentro de los parámetros fijados en la presente ley, gozarán de estabilidad fiscal por el término de veinte (20) años, contados a partir de la fecha en que se apruebe el estudio de factibilidad.

La estabilidad fiscal implica que los emprendimientos autorizados no podrán ver incrementada la carga tributaria provincial total determinada según la legislación vigente al momento de ser aprobados.

Artículo 12º.- Los proyectos aprobados por el órgano competente tendrán la exención del impuesto inmobiliario por el término de veinte (20) años.

Asimismo, se eximirá del pago de ingresos brutos e impuesto de sellos por la misma cantidad de años en los contratos de compraventa de hidrógeno producido en la provincia.

Artículo 13º.- Las personas físicas y jurídicas inscriptas en el presente régimen de inversiones que importen bienes de capital necesarios para un proyecto deberán presentar, junto con el estudio de factibilidad técnico-económico, un plan de integración nacional y un plan de transferencia de tecnología y capacitación de personal, a efectos de retornar equitativamente a la provincia los beneficios fiscales obtenidos.

El incumplimiento de los planes, dará lugar al reintegro de los derechos, impuestos y gravámenes que hubieran correspondido de no haber mediado beneficio fiscal alguno.

Artículo 14º.- La venta de energía fuera de la provincia estará supeditada a las necesidades energéticas que el órgano de aplicación determine, quien regulará las condiciones y cantidad de energía que podrá salir del territorio provincial.

Artículo 15º.- Institúyese el premio anual al aporte para el desarrollo del hidrógeno como fuente de energía alternativa no contaminante, en el ámbito científico y técnico, para alumnos de los establecimientos de nivel medio y terciario. La autoridad de aplicación dictará el reglamento y fijará los premios estímulos anuales.

Artículo 16º.- Adhiérase a la Ley Nacional 26.123 de Promoción de la Producción de Hidrógeno.

Artículo 17º.- Invítase a los Municipios a promover regímenes de exenciones de tasas y contribuciones en sus respectivas jurisdicciones en beneficio de los emprendimientos comprendidos en la presente ley.

Artículo 18º.- El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley en el término de ciento veinte (120) días a partir de su promulgación.

Artículo 19°.– De forma.