FUNDAMENTOS

El artículo 101º de la Constitución de establece que “Aprobado un proyecto por la Cámara de su origen, pasará en revisión a la otra, y si ésta también lo aprobase, se comunicará al Poder Ejecutivo para su promulgación.

Se reputa promulgado por el Poder Ejecutivo, todo proyecto no devuelto en el término de 10 días”.


Por su parte, el Artículo 128 al enumerar las atribuciones y deberes del Gobernador de la Provincia dispone que: “…Participa en la formación de las leyes con arreglo a esta Constitución, las promulga y expide decretos, instrumentos o reglamentos para su ejecución, sin alterar su espíritu.

El proceso de formación y sanción de leyes es un acto complejo en el que interviene el Poder Legislativo y también el Poder Ejecutivo haciendo uso de sus facultades de vetar total o parcialmente una norma, promulgar y publicar. Corresponde al Gobernador la aplicación de las normas, debiendo para ello reglamentarlas sin alterar su espíritu y ejecutarlas de igual forma.

El plazo para la promulgación de las normas emanadas de la Legislatura de la Provincia se encuentra establecido normativamente a partir de lo dispuesto por el artículo 101 de nuestra Carta Magna; asimismo de no contener plazo para sui entrada en vigencia, rige el plazo dispuesto supletoriamente por el Artículo 2 del Código Civil que reza: “Las leyes no son obligatorias sino después de su publicación y desde el día que determinen. Si no designan tiempo, serán obligatorias después de los ocho días siguientes al de su publicación oficial”.

Resta por consiguiente establecer con claridad el plazo para la publicación y eventual reglamentación de las leyes sancionadas por la Legislatura a fin de posibilitar su entrada en vigencia y la aplicación efectiva de la misma.

En el proceso de formación y sanción de la ley podemos distinguir nítidamente tres etapas:

La sanción es el acto por el cual el poder legislativo en uso de las facultades legisferantes crea la norma jurídica.

La promulgación que es el acto por el cual el Poder Ejecutivo dispone el cumplimiento de la ley, absteniéndose de hacer uso de su facultad de veto, y por último

La publicación que es el acto por el cual llega la ley al conocimiento de la población en general.

Efectuada la publicación de la ley ella entra en vigor a partir de la fecha que determine su texto. Es lo que dice el artículo 2° del Código Civil cuando expresa: “las leyes no son obligatorias sino… y desde el día que ellas determinen”.

Generalmente las leyes no dicen nada a cerca de la fecha de su vigencia en tal caso la situación se resuelve de conformidad con lo expreso en la segunda parte del artículo ya mencionado, que dice que “si no designan tiempo serán obligatorias después de los ocho días siguientes al de su publicación oficial”.

En la actualidad muchas leyes sancionadas por la Legislatura de la Provincia y promulgas por el Poder Ejecutivo manifiestan excesivas dilaciones en el tiempo para su efectiva publicación o bien carecen de la reglamentación que posibilite la plena ejecución de sus postulados.

Esta omisión del cumplimiento de las obligaciones de carácter administrativo pero funcionalmente legislativas, que operativizan la voluntad legislativa expresada por ambas Cámaras a través de la ley y que corresponden al Poder Ejecutivo conforme a la manda constitucional, supone desvirtuar y subvertir el imperativo constitucional en lo que hace al proceso de formación y sanción de las leyes y su sentido teleológico procedimental, cual es llegar a ser de aplicación efectiva y de cumplimiento obligatorio.

Por ello, este proyecto propone imponer un plazo para que el Poder Ejecutivo cumpla con la obligación de publicitación y reglamentaria prevista por la Constitución y de esta manera, posibilitar la entrada en vigencia y aplicación efectiva de las leyes.

Por los fundamentos expuestos es que solicito a esta H. Cámara la aprobación del presente proyecto de ley.

EL SENADO Y LA HONORABLE CÁMARA DE DIPUTADOS

DE LA PROVINCIA DE MENDOZA

SANCIONAN CON FUERZA

DE LEY:

Obligación de Publicar y Reglamentar

Artículo 1°.- La presente ley tiene por objeto fijar el plazo de publicación y reglamentación de las leyes a cargo del Poder Ejecutivo de la Provincia y en uso de las facultades y deberes que les son propios.

Artículo 2º.- Las leyes sancionadas por el Senado y la Honorable Cámara de Diputados y promulgadas por el Poder Ejecutivo conforme al artículo 101 de la Constitución Provincial, deberán ser publicadas en el Boletín Oficial dentro de los ocho (8) días de su promulgación.

Artículo 3º.- Las leyes sancionadas por el Senado y la Honorable Cámara de Diputados y promulgadas por el Poder Ejecutivo conforme al artículo 101 de la Constitución Provincial, deberán ser reglamentadas dentro del plazo de seis (6) meses, contados a partir de su publicación en el boletín oficial, salvo disposición en contrario contenida en la ley sancionada.-

Artículo 4º.- De forma.-